Seguim construint l’arxiu de la vila de Nules, que aspira a incloure la major part del coneixement i els documents sobre el nostre poble. En esta ocasió enllacem un document que la Universitat Jaume I ofereix al seu repositori: una còpia digital de La Guía oficial para Castellón y su provincia y Almanaque para 1890, publicada a Castelló en 1889. Atribueixen l’autoria a l’impresor, Venancio Soto y Fornesa (que treballava al número 118 del carrer Major), tot i que a més de l’adreça de la impremta n’apareix una altra de l’Administració. A l’Arxiu Municipal de Castelló es conserven huit llibres impresos per Venancio Soto; tret d’una obra teatral, pareix que es dedicava a fer impresos i publicacions oficials per a diferents societats i administracions.

En este cas la Guía pareix un refregit d’informacions proporcionades per una administració central a Madrid, que inclou molta informació innecessària de la capital de l’Estat. Té 211 pàgines i altres 153 de publicitat de Castelló, Vinaròs i Benicarló; d’ací és d’on es pagaria la impressió.

La Guía és una lectura interessant per als investigadors i els curiosos de la història de Nules o de la província, amb detalls útils i dades de l’època. Ací baix reproduïm bona part de les pàgines dedicades al nostre poble:

  • uns “apunts històrics” redactats per l’arxiprest de Nules, mossèn Agustín Martorell y Sanz, que conta a més que el procés de destrucció de les muralles ja estava quasi acabat,
  • la informació pròpia de Nules sobre Productos, Feria, Ermitas, Fiesta, Camino i Viaje,
  • i el personal de serveis de la població.

Però també hem d’insistir en la importància de l’obra completa, que ens proporciona un context general molt exòtic, en plena Restauració borbònica i en un context social extremadament polaritzat. A més a més descriu succintament tots els pobles de la província, entre ells els de la nostra comarca i partida judicial.

Per a que ens fem una idea: la Guia comença detallant els “dies” i aniversaris de la Família Real (quan Alfons XIII només tenia quatre anys i actuava com a regenta Maria Cristina d’Àustria) i quan es rebia en la Cort. Continua l’Almanac astronòmic i religiós, incloent “velacions” (els dies en què era possible casar-se) i dejunis, un calendari d’èpoques cèlebres que fixa la creació del món 5873 anys abans i el diluvi universal 4218.

Segueix una previsió del temps excessivament general i el santoral dia per dia.

La “Sección Segunda” enumera la composició de la Família Real i dóna una “Reseña General de la península” en la que allò més interessant és la quantitat de població que hi havia aleshores a l’Estat espanyol, que consideren impossible de comptar però que diuen pot arribar als 17 milions de persones. Un terç de la població actual.

“Provincias españolas, sus partidos judiciales, pueblos en donde existen aguas medicinales y principales producciones agrícolas, Industriales y minerales de cada provincia”, amb dades curioses sobre Castelló, i una innecessària Guia de Madrid que inclou les tarifes per al lloguer de carruatges en dia normal i en romeries.

Descripció física de València i les seues províncies; classificació política, judicial, eclesiàstica, civil i administrativa, militar, marítima i comercial.

A la Sección Tercera ja li arriba el torn a la província de Castelló: descripció física i geogràfica, i les classificacions anteriors (política, eclesiàstica…).

I al capítol de partides judicials trobem els apunts històrics de Nules:

 

NULES

(Apuntes históricos)

El ilustrado cuanto virtuoso sacerdote Don Agustín Martorell y Sanz, que además de sus profundos estudios siente una afición grande y es estusiasta de la historia, ha podido entresacar parte de los datos que se insertan á continuación y que generosa y espontáneamente nos ha ofrecido para coadyuvar á la realización de la obra.

Según se desprende de innumerables escritos y obras de importancia, Nules llevó antiguamente el nombre de Nubles y era una pequeña población edificada en uno de los cerros de la cordillera que desde Oropesa se dirige hacia Sagunto. Era una fortaleza de importancia en aquel entonces en que el arte militar estaba lo que pudiéramos llamar en pañales, y se hallaba situada en el sitio que hoy ocupa Villavieja. Las primeras noticias concretas que se tienen de Nules datan del reinado de Don Jaime I. Cuando éste iba conquistando el reino de Valencia, que era defendido palmo á palmo por los moros, buscaron éstos refugio en el castillo de Nules después de ser vencidos en Burriana, allá por el año 1233. La morisma fue dueña de esta plaza, hasta que en 1237 lograron los cristianos arrancarla del poder de aquellos para que no volviesen á imperar jamás en ella. A principios del siglo XIV y sintiendo los moradores de aquel reducido recinto el afán de engrandecerlo para buscar más comodidades y espacio á su vida, imitaron á Castellón y abandonando la colina, bajaron al llano edificando un poblado bonito, grande y fuerte, pues que le encerraron en un rectángulo de muralla, siendo sus calles todas paralelas á la base ó á la altura y perpendiculares, por tanto, unas á otras. Al bajarse la gente no se olvidaron de traer consigo el nombre de la población, quedando sin él la primitiva, que adquirió después con propiedad, pues empezaron á llamarla, y hoy lo conserva, Villavieja.

De las murallas que lo aprisionaban todavía quedan algunos lienzos, aun cuando todo lo va demoliendo la civilizadora y embellecedora piqueta del siglo XIX. Hoy cuenta Nules con hermosos arrabales, entre cuyos habitantes ha quedado la costumbre, como en Castellón, de llamar Vila á la parte de población que estuvo dentro de la muralla. El año 1410 fue visitada esta población por San Vicente Ferrer y predicó en ella durante algunos días. En el año 1412 se libró en las llanuras de Nules una sangrienta batalla entre los valencianos mandados por el Gobernador de Nules y los saguntinos que habían proclamado á Don Fernando de Antequera, antes de haber sabido el resultado de la junta de Caspe. Perdieron los valencianos.

El año 1526 se encargó en Nules el duque de Segorbe del mando de un numeroso ejército de cristianos que había salido de Valencia en persecución de los moros. Durante la célebre guerra de las germanías, fue Nules cuartel general de las tropas reales, no ocurriendo, tal vez por esta misma causa, nada de particular. En la guerra llamada de sucesión á la muerte de Don Carlos II, fue Nules una de las poblaciones adictas á Don Felipe de Borbón, concediendo por ello dicho señor, la celebración de una feria sin gabelas ni impuestos de ninguna clase. Esta vino verificándose por algún tiempo en el día 10 de Octubre; pero como en igual fecha se celebraba otra en Onda, que le superaba en importancia, se abandonó la costumbre y hoy está completamente perdida. Felipe V dio á Nules los títulos de fidelísima, muy leal villa y honor. Durante la pasada guerra civil, y por orden del gobierno, fueron reconstruídos los muros que defienden á la población; hubo en ella destacamento, de tropa; hicieron los carlistas algunas escaramuzas sin resultado, pues además de la valentía de sus habitantes, era la población el sitio donde pernoctaban y descansaban las tropas que de Valencia se dirigían al Maestrazgo y viceversa. Las murallas están hoy casi derruídas en su totalidad para atender al ensanche y ornato de la población. Carece de edificios de verdadera importancia y solo las iglesias ofrecen alguna particularidad.

Es cabeza del partido judicial, al cual se hallan sugetos los siguientes pueblos:

Alfondeguilla, Almenara, Artana, Bechí, Burriana, Chilches, Eslida, La Llosa, Moncófar, Onda, Tales, Vall de Uxó, Villavieja.

Reproduïm la informació de la pròpia Nules:

—Productos: Trigo, maíz, ajos, arroz, vino, aceite, algarrobas, higos y mucha naranja. La principal industria es la confección de cajas para el trasporte de la naranja. Hay algunas fábricas de teja y ladrillo, otras de aguardiente y bastantes de jabón duro y blando.

—Ferias: No celebra feria por las razones expuestas en los apuntes históricos; pero sí un buen provisto mercado los miércoles de cada semana.

—Ermitas: Fuera de la población están la capilla del Calvario y la de San Joaquín. La de Mascarell es parroquia, por ser este un barrio de Nules.

—Fiesta: Se celebra una el 24 de Agosto, á San Bartolomé, y otra á la Virgen de la Soledad el segundo domingo de Octubre.

—Camino: Carretera de primer orden de Madrid á Castellón.

—Viaje: Por el ferro-carril de A. V. y T. en cuya línea tiene estación. Todos los días sale una diligencia de Castellón á las dos de la tarde, que, pasando por Villareal, llega á Nules á las cinco de la misma. Al propio tiempo que esta sale otra directa para Vall de Uxó. (Véase VALL DE UXÓ) De Nules hacia la capital sale la diligencia á las siete de la mañana y llega á las diez. También pasa por Nules el que de la Vall va á Castellón. Hay dos ordinarios para Valencia; salen de Nules los lunes y viernes de una á dos de la madrugada y llegan á Valencia (posada del Ángel) el mismo día de una á dos de la tarde. Salen de Valencia los martes y sábados de ocho á nueve mañana, llegando á Nules en el mismo día, entre ocho y nueve de la noche. Tiene carretera de tercer orden hasta Vall de Uxó y se hace el viaje á este punto como se indica en el párrafo de aquel pueblo.

Més endavant es detalla el personal públic i de serveis del poble; es tracta simplemente d’un seguit de noms, però ens pareix interessant perquè n’hi ha uns quants de coneguts: Pedro Alcázar, per exemple, judge municipal i advocat; o Matías Torrejón; o Enrique Giner, “el Mestre”, pare d’Enrique Giner Canet, escultor i medallista, de qui tenim un important Museu a Nules; o Faustino Valentín Mechó, pare de Faustino Valentín Torrejón, que va ser alcalde de València, diputat a corts pel districte de Nules i un destacat valencianista, fundador per exemple del partit Esquerra Valenciana. Etc. Mostra també que Nules, a banda d’un poble de llauradors, en ser cap de partida judicial funcionava com una capitaleta de serveis.

Personal de la província

NULES

—Alcalde, don José Dasca.

—Secretario, don Pascual Olleta.

—Juez municipal, don Pedro Alcázar.

—Fiscal, don Tomás Arámbul.

—Secretario del Juzgado municipal, don Ramón Flors.

—Juez de instrucción, don Constantino Ballester.

—Abogado representante del ministerio Fiscal, don José Franch.

—Secretario de Gobierno y Escribano, don Juan José Figueres.

—Escribanos, don Faustino Valentín Mechó y don. José Viñarta.

—Procuradores, don Pascual Arámbul, don Juan Bautista Quixal, don Vicente Llombart y don Ramón Flors.

—Registrador de la Propiedad, don Pedro Roglá.

—Administrador subalterno de Hacienda, don José Antonio Escobedo.

—Interventor, don Vicente Gómez.

—Arcipreste, don Agustín Martorell.

—Coadjutores, don Vicente Romero, don Vicente Gavara y don Pedro Alegre.

—Beneficiado, don José Montañés.

—Profesores de instrucción, don Enrique Giner, doña María de los Angeles Andreu y don Ruperto Ramón Giner (de párvulos).

—Administrador de Correos, don Andrés Llorens.

—Notarios, don Francisco Torrejón y don Francisco López.

—Abogados, don Matías Torrejón, don Pascual Olleta, don José Antonio Escobedo, don Vicente Gómez, don José Franch, don Juan José Figueres, don Vicente Ramón Alós y don Pedro Alcázar.

—Médicos, don Mariano Huesa (forense), don Eduardo Moros (titular) y don José Montoliu.

—Farmacéuticos, don Plácido María Pastor y don Basilio Gimeno.

—Veterinario, don Joaquín Sangüesa.

0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Guía oficial para Castellón y su provincia y Almanaque para 1890

Autor Venancio Soto (?)
Títol Guía oficial para Castellón y su provincia y Almanaque para 1890
Bibliografia completa Venancio Soto (1889), Guía oficial para Castellón y su provincia y Almanaque para 1890. Castelló: Imprenta de Venancio Soto. Accesible al Repositori UJI: http://repositori.uji.es/xmlui/handle/10234/42022
Etiquetes Història, economia
Data de publicació a Nulespèdia Dimecres 3 de juny de 2020